Análisis del Sistema de Vigilancia de Enfermedades Diarreicas en niños menores de 5 años en centros y puestos de salud públicos - Santa Rosa, Guatemala julio 2009 a abril 2011-CLAUDIA MARÍA JARQUIN

Análisis del Sistema de Vigilancia de Enfermedades Diarreicas en niños menores de 5 años en centros y puestos de salud públicos – Santa Rosa, Guatemala julio 2009 a abril 2011-CLAUDIA MARÍA JARQUIN

Description

Según estimados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 8 millones de niños murieron en el 20091, y de éstos un tercio murió a causa de infecciones como neumonía y/o diarrea. Además, se estima que cada año 1,2 millones de niños mueren por causa de enfermedades diarreicas en países en vías de desarrollo, colocando éstas como la segunda causa principal de muertes en niños menores de 5 años1,2. Más de la mitad de estas muertes se atribuyen a la población de infantes menores de 1 año, y el riesgo puede ser de dos a tres veces mayor en infantes que no han recibido lactancia materna exclusiva4,5. Todavía más agravante es el hecho que la desnutrición contribuye como causante de más de un tercio de las muertes a nivel global en niños menores de 5 años. La mayoría de estas muertes pueden prevenirse por medio de intervenciones ya conocidas: lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, vacunación, uso adecuado de antibióticos, el uso de terapias de rehidratación oral y zinc en el caso de enfermedades diarreicas agudas, y programas de mejoramiento de higiene y saneamiento. En Guatemala, estimados de la OMS demuestran que 20% de las muertes en niños menores de 5 años se debe a enfermedades diarreicas2. Este dato concuerda con los resultados de la Encuesta Nacional de Salud Materno-Infantil 2008-2009, la cual establece la prevalencia de enfermedades diarreicas en niños menores de 5 años en un 22,5% a nivel nacional, y 19,8% en el departamento de Santa Rosa específicamente6. La desnutrición se ha caracterizado como uno de los factores asociados con la gravedad de enfermedades diarreicas a nivel mundial. Estudios en poblaciones de países en desarrollo de Asia y América Latina han demostrado la existencia de una relación sinérgica entre enfermedades infecciosas (como diarrea ocasionada por bacterias y parásitos) y la desnutrición7-9. La diarrea se reconoce como un efecto importante de infecciones gastrointestinales, la cual puede llevar a la desnutrición, y la desnutrición predispone a la diarrea. La infección del tracto gastrointestinal con una gran variedad de patógenos bacteriales, parasíticos y virales causantes de diarrea conlleva a una interrupción en la función normal del intestino, limitando la absorción y utilización de nutrientes esenciales para el desarrollo, limitando también la función inmunológica9, 10. Es por esto que la diarrea se considera un factor que incrementa la susceptibilidad a y la severidad de infecciones en humanos. Aunque existe una amplia variedad de programas e iniciativas diseñadas a combatir la desnutrición en países en desarrollo, las tasas de prevalencia de desnutrición son sorprendentemente altas. En Guatemala, resultados de la Encuesta Nacional de Salud Materno-Infantil 2008-2009 documentan la prevalencia de desnutrición crónica en niños menores de 5 años en un 43,4% a nivel nacional6. En el departamento de Santa Rosa, las estadísticas son las siguientes: el 24,4% de los niños sufre de desnutrición crónica (Baja talla para Edad), y el 12% sufre de desnutrición global (Bajo peso para edad)6.